Boletin


Boletin Parroquial

“Guía y Consejo” es un boletín dominical que ofrece interesantes artículos, comentarios y noticias de las actividades en nuestra comunidad.

Parroquia San Gabriel Arcángel de Buenos Aires
Año 27 n° 1420 – 5 de Julio de 2020

La Libertad

   La libertad es el proceso de salir de la inautenticidad del poder arbitrario y la voluntad caprichosa para entrar en el proceso de la autenticidad que busca la verdad y el bien por sobre todo.

   Los firmantes de la Independencia argentina eran preparados en lo intelectual, sacerdotes doctores en teología y filosofía, abogados, y estaban libres de constricciones que les impedían actuar. Además, se dejaron persuadir por los argumentos auténticos y racionales de los demás diputados, y de muchas mujeres patriotas que organizaban reuniones en sus casas. Estaban orientados al Bien común de los habitantes de esta tierra y su razón funcionaba de modo normal.      Para ellos la Independencia y el nacimiento de una nación eran la meta última que podían elegir.       Al firmar el Acta de la Independencia esos patriotas pusieron fin al proceso de deliberación que llevó tiempo y venía gestándose hacía años. Consiguieron dar el orden bueno que se necesitaba; calcularon los valores fundamentales y dejaron de lado los intereses de cálculo, los provechos personales. No formaban un grupo disparatado y confuso, sino una comunidad auténtica para una finalidad auténtica. Honramos a los Padres de la Patria con nuestro amor y respeto.

   Nos alegramos que al leer sus nombres, reconozcamos los títulos de las calles y avenidas de nuestra ciudad y de otras ciudades y pueblos del país. Demos gracias a Dios que los impulsó. 

⇡ Ir arriba 


En San Gabriel hay poder sanante: es el don de Dios que se manifiesta


¿Cómo hacer que colaboren en la familia y
los grupos?

Hay en cada uno una propensión instintiva a obedecer al que manda, como en las manadas. Si un padre o jefe nos dice hacer algo, lo hacemos, aunque no sea lo apropiado. En las casas, comunidades e instituciones, el modo más acertado de tomar decisiones no consiste en que haya uno que sabe las cosas y dice lo que hay que hacer. Es aconsejable que el responsable de cada área consulte con todos, dejando que se expresen con libertad. Para eso, hay que crear condiciones para que nazca la colaboración sin miedos. Lo básico es hacer preguntas bien hechas sin abandonar su grado de responsabilidad Cuanto más aporten mejor será la decisión. Entonces, ¿qué señales claras enviamos para que los demás actúen dependiendo unos de otros y colaboraren mucho, dejando la tendencia a la sumisión. Recuerdo el Consejo de curas. Existía esa estructura y el obispo quiso usarla. Reunió a varios hombres sabios y expertos. Surgían iniciativas geniales, pero una tras otra eran rechazadas por un especialista en Derecho canónico. Todos, incluso el obispo, se sometían a la autoridad de un canon. Así los mejores dejaron de venir y quedaron unos pocos obedientes. Se frustraron las mejores ideas, para la acción de laicos y sacerdotes. El obispo, por su parte, no sabía hacer las mejores preguntas: ¿A alguno se le ocurre algo para poder actuar sin contravenir el canon?  Pero visto a la distancia, el error es que no sirve juntar genios sin antes haberlos preparado duro para colaborar. Porque no se trata de inteligencia, sino de impulsar la colaboración, en contra de la tendencia natural a ser corderos. Esa gente no había sido entrenada para el grupo y nadie hacía una evaluación posterior para intercambiar ideas sobre los errores. Se hubiera necesitado dejar fuera los rangos y, también el “experto”, y se hiciera un ejercicio de humildad. Así se malogra un grupo a cambio de la inamovilidad.

No hagamos nada porque se pueden fastidiar los chicos.

   Nadie puede ver todo el horizonte ni saber todos los detalles de los asuntos. Por eso, hasta los chicos pueden aportar cosas básicas e importantes. Unos esposos decidieron trabajar todo el día por internet para ganar mucho dinero. Su hija de pocos años se sintió sola. Tomaron a una joven para entrete-nerla por video llamadas. La nena dijo: ¡Espero el día en que todos podamos abrazarnos fuerte! La niña estaba diciendo una verdad sin decirla. Los padres no pueden dejar a su hija por estar ocupados ganando plata. No se debe decir: Mis hijos son lo más importante, y no dedicarles tiempo de calidad, malgastando esta ocasión, sin prepararlos para el futuro duro.

   Necesitamos un tratamiento de humildad. Eso significa que podemos ser ordenados y a la vez, espontáneos y sinceros. Esto es complicado. Conocí a un hombre franco y leal. Era rector del seminario cuando yo preparaba mi doctorado. Luego lo hicieron obispo de Mar del Plata. Allí lo encontré varias veces y, en las noches de verano, nos invitaba a salir y tomar un helado. En esas charlas dijo: No sirvo para administración y escritorio. Dedico las mañanas a dialogar con las religiosas y en las tardes visito a los curas uno por uno. Como no sé conducir me hago llevar por otro y en el viaje conversamos. Cuando llego, el conductor se dedica a rezar y yo charlo con el que voy a ver. De a poco veo un panorama aproximado de los problemas humanos de aquí. Hablaba Eduardo Pironio.

⇡ Ir arriba 

La Imagen de la Virgen Santa en la Entrada de nuestra Parroquia durante el aislamiento social preventivo y obligatorio

⇡ Ir arriba 

 


Una jugada se decide en la jugada previa


EVENTOS 2020

CLICK AQUÍ


⇡ Ir arriba

FIN DEL BOLETÍN SEMANAL


El valor de la Misa

“Jesucristo, Salvador nuestro, es el Sacerdote principal del sacrificio de la Misa. La ofrenda interior, que fue el alma del sacrificio de la Cruz, perdura en el Corazón de Cristo que quiere nuestra salvación. Él ofrece cada Misa que se celebra. ¿Cuál es el valor de cada Misa? Importa tener una idea justa, para unirse cada día al Sacrificio y recibir más abundantes frutos. La Iglesia se enseña que la Misa tiene un valor infinito, aunque su efecto en nosotros es finito y proporcionado a las disposiciones interiores.

El sacrificio de la Misa considerado en sí mismo tiene un valor infinito
El sacrificio de la Misa es el mismo que el de la Cruz, el cual tiene un valor infinito, pues el Verbo hecho hombre, en la Cruz, era al mismo tiempo Sacerdote y Víctima. Él permanece en la Misa como Sacerdote principal y Víctima presente, ofrecida.
En cada Misa se ofrecen a Dios una adoración, una reparación y una acción de gracias de valor sin límites, en razón de la Víctima ofrecida y del Sacerdote principal, con independencia de las oraciones de la Iglesia universal y del fervor del celebrante. En la Misa se le ofrece una adoración en espíritu y en verdad de valor sin medida. Esa adoración vuelve a nosotros para darnos fuerza y salud.
Además, es imposible ofrecer a Dios una reparación más perfecta por los pecados que se cometen cada día. No se trata de una nueva reparación, distinta de la de la Cruz: Cristo no muere ni sufre más. Conviene ofrecer con frecuencia Misas de acción de gracias. Por cada Misa celebrada, por la oblación y la inmolación sacramental del Salvador en el altar, Dios recibe una adoración infinita, una reparación y una acción de gracias sin límite.

¿Cuáles son los efectos que la Misa puede producir en nosotros? El efecto de cada Misa no está limitado por la voluntad de Cristo, sino tan sólo por la devoción de aquellos por los que se ofrece. La influencia de la Santa Misa en nosotros no está pues, limitada más que por la disposición de fe, confianza y amor.
El sacrificio de la Misa, que perpetúa en sustancia el de la Cruz, es de un valor infinito para aplicarnos los méritos y las satisfacciones de la Pasión del Salvador.

La Misa facilita nuestra conversión La Misa nos obtiene la gracia del arrepentimiento, nos facilita el perdón de los pecados; no se dicen en vano estas palabras antes de la Comunión: Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.
Como la Misa facilita el arrepentimiento, se sigue que puede ser ofrecida por pecadores incluso endurecidos e impenitentes a los que no se podría dar la Comunión. La Misa puede obtenerles la Gracia de la conversión.

La Misa neutraliza al demonio El Maligno nada teme tanto como una Misa, sobre todo cuando es celebrada con gran fervor y cuando muchos se unen a ella con espíritu de fe. Cuando el diablo choca con un obstáculo insuperable, es que en una iglesia, un sacerdote consciente de su propia debilidad y de su pobreza, ha ofrecido la omnipotente Víctima y la Sangre redentora.

La Misa disminuye nuestro purgatorio El sacrificio de la Misa no sólo facilita la conversión de los pecados, sino la pena debida a nuestros pecados, ya se trate de vivos o muertos por quienes se ofrece el sacrificio. Este efecto es infalible; sin embargo, la pena no siempre es perdonada en su totalidad, sino según la disposición de la Providencia y el grado de nuestro fervor.
Finalmente, el sacrificio de la Misa nos obtiene los bienes espirituales y temporales necesarios o útiles para nuestra salvación. Así, conviene hacer celebrar Misas para obtener la gracia de una buena muerte, que es la gracia de las gracias, de la que depende nuestra salvación eterna.
Ofrezcamos igualmente las contrariedades cotidianas; será la mejor manera de llevar nuestra cruz, tal como el Señor lo ha pedido.
Los fieles que dejan de asistir a Misa pierden el sentido cristiano, y de la eternidad. Hay que pensar en los agonizantes al asistir al santo Sacrificio, y puesto que cada Misa tiene un valor infinito, hay que pedir que ésa a la que asistimos resplandezca allí donde ya no se celebra, donde poco a poco se pierde la costumbre de asistir a ella. Pidamos a Nuestro Señor que haga germinar vocaciones sacerdotales en esos medios; pidámosle sacerdotes, santos sacerdotes, cada día más conscientes de la grandeza del sacerdocio de Cristo, para que sean sus celosos ministros que solo vivan para la salvación de las almas. En los periodos turbulentos la Providencia envía innumerables santos; por eso es necesario pedir al Señor que envíe al mundo santos que tengan la fe y la confianza de los Apóstoles.”

⇡ Ir arriba

Los teros vigilantes

Fábulas de San Gabriel Arcángel para chicos (33)

Había una vez unos teros de color gris con reflejos morados y verdes, vientre blanco; el pico, las patas y los ojos eran rojos. Paseaban por el campo gritando teru, teru.
Un día se les presentó el Ángel Gabriel y les dijo: Yo soy Gabriel, el que está en la presencia de Dios.
Los teros bulliciosos se callaron y dijeron: ¡Bendito Ángel! ¿Por qué vienes a visitarnos?
Repuso el Ángel de María: Amados teros. Sé que ustedes están en estado de alerta cuando sus esposas ponen cuatro huevitos y los incuban durante un mes.
El príncipe de los teros replicó: Es cierto: nos preocupamos mucho de los nidos en donde están nuestros hijitos. Por eso gritamos teru, teru en un lado y tenemos los huevitos en otro.
El Ángel dijo: Sí, me llama la atención como ustedes caminan alrededor de un nido inexistente para despistar a los intrusos.
El tero más anciano agregó: No sólo eso. Si alguien se acerca al nido solemos ser agresivos y hacemos vuelos rasantes en picada hacia quienes amenacen a nuestras crías. Tenemos un territorio y lo hacemos respetar. Podrías hablar con los humanos. ¿Por qué no defienden mejor a sus hijos de los compañeros bravucones, y de los vicios? ¿Por qué no los corrigen? Nosotros no molestamos a nadie y no tenemos mal genio. Sin embargo, no aceptamos ni animales, ni insectos, ni personas depredadoras. Tenemos el sano orgullo de ser padres y madres que educamos a nuestros hijos, sin escuelas.

⇡ Ir arriba

Sobre este boletín parroquial “Guía y Consejo”

¿Quién no sabe que somos la única parroquia de la ciudad de Buenos Aires que publica un boletín semanal desde hace 24 años? Supongo que les hará bien. No lo hemos hecho con publicidad, para que fuera de veras un medio de formación católica, y no un medio de obtener ganancias. Sé que el boletín es usado en los EE. UU. (en donde hay 35 Millones de “hispanos”) y en algunos países de América Latina (México, Chile, Perú, etc.) y en especial en México, en donde se publican boletines dominicales, sacan algunas notas de Guía y Consejo para sus publicaciones.
El boletín también está en la página web de la parroquia www.sangabrielarcangel.com Lo leen miles de personas en todo el mundo, hasta en las Islas Seychelles!
Cuando vivía + Elena Tarditi, se llevaba cada domingo unos 10 boletines que repartía en algunos comercios y entre vecinos suyos. Ahora también hay feligreses que piden boletines para sus hijos universitarios, sus parientes, amigos y conocidos. Los felicito de todo corazón. Sí, el boletín merece ser difundido en su versión impresa. En la versión de la red, se lee en la Argentina sólo el 50%; el resto lo leen en otros países del mundo, especialmente en los EE. UU. y México. Por favor, ayuden a difundir la Fe católica.

⇡ Ir arriba

BOLETIN SEMANAL

El boletín semanal gratuito de la parroquia se llama Guía y Consejo. Muchos niños del Catecismo fracasaron en esa pregunta. Si los padres no lo leen, menos harán los hijos.
No ha faltado cada semana desde 1993. No hay que vanagloriarse, pues es Gracia o Don de Dios. Se hace porque Dios es muy bueno con nosotros y nos da la fuerza y energía para llevar la Fe y el amor de la Iglesia a todas partes.
El boletín es un medio de anunciar a Cristo, y su colección una enciclopedia de catolicismo, sobre temas que casi nadie predica o escribe. Les pedimos que nos ayuden a difundirlo entre sus parientes y amigos, proveedores, taxistas, remiseros, médicos, enfermeros, profesionales.

⇡ Ir arriba

La voz del Peregrino

Gracias a quienes se subscriben por un año o 6 meses. Gracias también a quienes lo leen por internet. Han visitado el periódico 12000 lectores desde el 1 de Enero hasta el 31 de Diciembre de 2013. Los norteamericanos llevan la delantera con 40%; siguen los argentinos con 35%; luego los mexicanos con el 10%; Uruguay con el 8%; Colombia con el 4%; Chile con el 3 %. Los grandes diarios del país, han bajado su circulación y han decidido cobrar por leerlos en internet. Hay una baja de la lectura en toda la república. Hagamos el esfuerzo de difundir el periódico. Sus artículos son valiosos y útiles para jóvenes y adultos.

⇡ Ir arriba

Misas diarias

Los martes, miércoles y viernes a las 19 hs.

Sábado18 hs. Domingo 10 y 12 hs. Cada Misa se celebra por una sola intención, salvo el día de los padres y madres.

Secretaría: Lunes a viernes de 16 a 19 hs.
Periódico mensual: La voz del Peregrino Días 29: Misas 9, 17 y 19 hs (en Domingo 10, 12, 17 y 19 hs.) Rito de la Reseña. En sus Legados, Testamentos vida poner: Parroquia San Gabriel Arcángel de Villa Luro

⇡ Ir arriba